Baja en accidente de tráfico

baja en accidente de tráfico en Tenerife

Baja en accidente de tráfico e indemnización

Si resultamos con lesiones en un accidente de tráfico, la culpa del cual recae sobre una tercera persona, tenemos derecho a cobrar una indemnización. Pero esa indemnización puede fluctuar en base a muchas circunstancias, la mayoría de las cuales tienen que ver con la gravedad de las lesiones sufridas.

El baremo de tráfico, por ejemplo, contempla tres tipos diferentes de indemnización por cada día que tardemos en curarnos atendiendo a la “calidad” de cada día. Así, si el día de curación lo hemos pasado en el hospital cobraremos más que si hemos dormido en nuestra casa. Asimismo, si el día de curación se puede catalogar de incapacitante, la indemnización será mayor que si no tiene esa categoría.

Y ahí es donde entra el concepto de baja en accidente de tráfico. Si bien la ley establece que para distinguir cuando un día es incapacitante y cuándo no lo es hay que atender a cuestiones subjetivas como si la persona puede realizar o no sus ocupaciones habituales, si el lesionado está trabajando por cuenta ajena lo normal sería entender que si continúa de alta laboral es porque puede realizar dichas ocupaciones que le son propias.

Pero esta interpretación simplista nos llevaría a situaciones injustas e inclusive a corruptelas. Por ejemplo, una persona desempleada que sufra un siniestro, ¿ha de pedir la baja en accidente de tráfico para que los días que tarde en curarse tengan la consideración de incapacitantes o impetidivos?. Pues hay médicos forenses que así lo entienden (otros muchos no). La justificación sería que una persona al paro tiene como ocupación habitual buscar empleo “en lo suyo”. Si no coge la baja, el mensaje subliminal es que si le llaman para trabajar no opondrá ninguna excusa, esto es, que está en condiciones de realizar sus ocupaciones habituales y por lo tanto los días que tarde en curarse deberán ser considerados como no incapacitantes. Ante la duda sobre los diferentes criterios, en Abogado Accidente Tenerife recomendamos a nuestros clientes que aunque se encuentren desempleados si no se consideran capacitados para trabajar si les surge una oportunidad para ello pidan la baja en accidente de tráfico. Claro está, con la crisis que nos sacude esto es más fácil decirlo que hacerlo.

Y luego están los abusos por ambas partes: desde aquellas empresas que presionan al accidentado para que pida el alta laboral a la mayor brevedad posible (lo que a la postre desembocará en una mala recuperación y una indemnización más baja) hasta los lesionados que pese a haber sido dados de alta de rehabilitación persisten en prolongar la baja en accidente de tráfico a través de su médico de cabecera en la creencia de que así obtendrán una cantidad de dinero superior por días. En relación con este último supuesto, sepan que los forenses están optando por no incluir como días de sanidad (ni tan siquiera como no impeditivos) aquéllos en que el accidentado ha permanecido de baja sin que la misma haya entrañado tratamiento médico o rehabilitador.

Ir arriba