El contrario no tiene seguro

El contrario no tiene seguro: consecuencias

Este supuesto ocurre muchas más veces de las que creemos posible: alguien sufre un accidente de circulación y al rellenar el parte amistoso -o incluso días después, cuando surgen los problemas- descubre que el contrario no tiene seguro. ¿en qué nos perjudica este hecho y cómo hemos de actuar?

el contrario no tiene seguro tras accidente en tenerife

Antes que nada, déjenme tranquilizarles: si el accidente de tráfico se ha producido por culpa de un tercero (y puede demostrarlo), usted cobrará tanto los daños de su vehículo como -si las hubo- una indemnización por sus lesiones, aún si el contrario no tiene seguro. Dicho esto, lo que variará será el cómo y el cuándo cobrará.

Empecemos por la parte más sencilla de explicar: si a resultas de ese accidente de tráfico sufre usted lesiones, la única diferencia existente entre si el contrario no tiene seguro o sí lo tiene es que en el primer caso a la hora de interponer la denuncia por los hechos, en lugar de incluir la compaía de seguros como responsable civil directo, ha de hacer lo propio frente al Consorcio de Compensación de Seguros. Esta entidad, dependiente de la adminisstración y por lo tanto pública, es la encargada de abonar -entre otros casos- las indemnizaciones por daños provocados por vehículos sin asegurar.

Sin salirnos del apartado de las lesiones, puede tener problemas si el contrario no tiene seguro a la hora de recibir rehabilitación y tratamiento médico si usted tampoco está cubierto en el accidente por un seguro. El caso típico es el del peatón atropellado por un vehículo sin asegurar. El problema radica en que los gastos médicos derivados de un accidente de tráfico deben ser cubiertos en primera instancia por la aseguradora propia y, si esta no existe, por la del culpable, por lo que en casos como el expuesto pueden implicar algún tipo de problemática.

El tema de los daños materiales cuando el culpable carece de seguro es un poco más complejo, ya que si bien el Consorcio de Compensación de Seguros también se hará cargo de los daños materiales, el problema subyacente es que esta entidad no está en ningún convenio con las aseguradoras privadas. Esto se traduce en que, así como cuando tenemos un siniestro con un coche sin asegurar en virtud de convenio nuestra compañía de seguros perita el coche y paga directamente al taller, en este caso es muy probable que tengamos que adelantar nosotros el importe de la reparación y luego reclamarlo al Consorcio.

Hay un problema secundario que conviene ser tenido en cuenta: como el causante de este tipo de accidentes es informado de que todos los gastos del accidente que deba pagar el Consorcio le serán posteriormente reclamados a él, normalmente le entra una irresistible tentación a negar la culpabilidad en el siniestro. Por lo tanto, si sufren un accidente de tráfico y el contrario se niega a mostrarles su recibo de seguros, no duden en llamar a atestados, ya que en caso contrario pueden encontrarse con problemas muy serios si éste cambia su versión del siniestro con posterioridad.

Ir arriba