Accidente con alcoholemia

accidente con alcoholemia en tenerife

Accidente con alcoholemia e indemnización.

Pongamos que he sufrido un accidente de tráfico en Tenerife, y el culpable del mismo ha dado positivo en el posterior control de alcoholemia. ¿Cómo, cuándo y de quién cobraré la indemnización por mis lesiones y los daños de mi vehículo?

Empecemos por responder al «quién»: La indemnización la pagará la compañia de seguros del causante, aunque este condujera borracho. Hasta hace unos años las aseguradoras no pagaban cuando sus asegurados conducían bajo los efectos del alcohol, ya que en las pólizas de seguro se recogía esta circunstancia como excepción a su obligación de abonar los daños causados a terceros. Pero hoy por hoy la jurisprudencia es unánime al entender que la víctima del accidente de tráfico no puede verse afectada por un condicionado que ésta no ha suscrito, así que en cualquier caso cobrará usted la indemnización si se produce un accidente con alcoholemia.

El «cuándo» depende del «cómo», así que por éste continuaremos: hay dos tipos de procedimiento judicial que se pueden abrir en caso de accidente con alcoholemia. Tienen ambos nombres similares, pero pocas cosas en común:

  1. Juicio rápido: La finalidad es que en un solo día se instruya todo el procedimiento y se deje listo para ser juzgado. La ventaja (la rapidez) en ocasiones trae aparejado un hándicap, y es que si existen lesionados a consecuencia del accidente tendrán que hacer una reclamación en base a unos daños cuyo alcance aún se desconoce.
  2. Procedimiento abreviado: No se engañen por su nombre, este tipo de procedimiento puede durar en Tenerife un mínimo de tres años, ya que entraña una primera fase de instrucción (donde se toman las declaraciones, se elaboran los informes forenses y se recaban pruebas) y otra en un juzgado de lo penal, que es el encargado de señalar el juicio. Aquí la ventaja y la desventaja se invierten respecto al otro procedimiento, ya que para cuando llegue el juicio la víctima no tan sólo sabra el alcance de sus lesiones, sino que se habrá olvidado de ellas.

Cabe, eso sí, que su abogado privado de accidentes pueda alcanzar un acuerdo con la aseguradora del causante, a fin de que no tenga que sufrir los inconvenientes de cualquiera de estos dos procedimientos derivados de un accidente con alcoholemia.

¿Qué consecuencias tiene todo esto para el causante de un accidente con alcoholemia?

Normalmente tiene tres consecuencias para el infractor:

  1. Económica: si bien decíamos antes que su compañía de seguros pagará a las víctimas en caso de accidente con alcoholemia, acto seguido y en base al articulado de su póliza pasará a repercutirle lo abonado. Esto es, tarde o temprano acabará usted pagando los daños que haya causado, entendiendo como tales desde la indemnización a las víctimas como las costas judiciales, los daños al mobiliario urbano, las facturas sanitarias, etc.
  2. Penal: La conducción bajo los efectos del alcohol con resultado de accidente de tráfico trae sanciones de índole penal que contemplan desde una multa hasta prisión, pasando por trabajos en beneficio de la comunidad. Si no tiene antecedentes, es difícil que entre en la cárcel, pero mejor no jugar con estas cosas.
  3. Administrativa: Un accidente con alcoholemia implica la retirada del permiso de conducir vehículos a motor por un periodo de entre uno y cuatro años.

Ir arriba