Fallecido en accidente de tráfico

fallecido muerto accidente trafico tenerife

Lamentablemente en ocasiones el accidente de tráfico es de tal magnitud que ocasiona un muerto o fallecido. El baremo de tráfico, al que nos hemos referido en otros artúculos precedentes, obviamente también recoge esta posiblidad, y establece un sistema híbrido a la hora de calcular la indemnización que corresponde a los herederos del difunto.

Hay un punto con el que en Abogado Accidente Tenerife discrepamos con el legislador en lo tocante al tema de las personas que tienen derecho a cobrar la indemnización por muerte en accidente de tráfico. Y es que así como en derecho civil yo puedo otorgar un testamento en el que -legítimas al margen- estipule quiénes quiero que sean mis herederos, el baremo de tráfico no concede esta posibilidad. Esto es, da igual si el fallecido en accidente de circulación ha otorgado o no testamento, quienes cobrarán la indemnización son los familiares en el orden y cantidades que marca dicho baremo. La explicación que da el legislador es que las cantidades que cobran los familiares del muerto son para compensar el dolor que les provoca su pérdida, con independencia de que a lo mejor el fallecido en su testamento los haya desheredado.

Para calcular la indemnización a que se tiene lugar como familiar de una persona fallecida en accidente, como decimos, el baremo de tráfico nos ofrece un sistema híbrido. Se tiene en cuenta por un lado la edad que tenía la víctima (cuanta más edad, obviamente, menor la indemnización, en tres tramos que van de los cero años a los sesenta y cinco, de los sesenta y cinco a los ochenta, y de ochenta en adelante) y por otro el grado de parentesco y la convivencia o no con el fallecido en carretera.

Por ejemplo, el cónyuge de una víctima de menos de 65 años cobrará 114.691,14 euros (según baremo 2013), por supuesto siempre que el accidente de tráfico que provocase la muerte de dicha persona fuera culpa de un tercero, si no ya deberíamos entrar en conceptos como concurrencia de culpa o culpa exclusiva de la víctima. Sus hijos menores también tendrían derecho a cobrar. Si tuviera hijos mayores de edad, pero menores de 25 años, cada uno cobraría una cantidad inferior a la anterior, y aún más baja para cada hijo mayor de 25 años.

Puede haber diferentes familiares con derecho a cobrar una indemnización por la muerte de un familiar directo. El baremo establece diferentes posibilidades. Por ejemplo, los padres cobrarán menos si el fallecido estaba casado que si convivía con ellos. Los hijos de fallecidos viudos (que por tanto se quedarían huérfamos) tendrán derecho a una indemnización mayor, sobre todo si eran menores de edad o dependientes económicamente y con convivencia con el difunto. También se puede ser beneficiario por una indemnización por muerte en accidente de tráfico un hermano si dependía de la víctima.

Hay muchos casos posibles: si la víctima no tenía hijos ni sobrevivían sus padres al tiempo del fallecimiento pasarían a poder cobrar la indemnización los hermanos del difunto, tanto más cuanto más jóvenes fuera o menos número de hermanos hubiera.

Como puede suponerse, hay que estudiar cada caso y organigrama familiar para calcular la indemnización que le corresponde a cada familiar y determinar cuáles de ellos tienen derecho sobre ella. Hay casos a analizar, como personas separadas pero no divorciadas, parejas de hecho, hermanos naturales, etc, que un abogado especialista en tráfico debiera analizar con detenimiento. Si un familiar suyo ha fallecido en accidente de tráfico en Tenerife, contacte con nosotros de forma gratuita.

Ir arriba