Objetos rotos en accidente de tráfico

Objetos rotos en accidente de tráfico, consejos

¿Se pueden reclamar los objetos rotos en accidente de tráfico? ¿Cómo acreditar que se me ha roto el móvil o unas gafas y que el seguro me pague?

objetos rotos en accidente de tráfico en tenerife

Hemos explicado en otros artículos cómo funciona la reclamación de lesiones por accidente de circulación, así como los gastos médicos, desperfectos del vehículo, lucro cesante, etc. Hoy abordaremos otro tema que, aunque menos frecuente, tiene su complejidad: la reclamación de objetos rotos en accidente de tráfico.

Pongamos un ejemplo para situar un caso tipo: Voy con mi familia en coche, y de repente un vehículo no respeta un stop y nos colisiona. Además de los daños en el coche y unas lesiones musculares, se daña una tablet, un móvil y unas gafas. La pregunta es: tengo derecho a reclamar por estos objetos rotos en accidente de tráfico? La respuesta es sí, pero siempre que se sigan a rajatabla estas instrucciones:

En primer lugar, hemos de acreditar que los objetos dañados iban a bordo del coche y que se rompieron a consecuencia del impacto. Esta es la parte más difícil, ya que normalmente con los nervios del accidente no reparamos en estas cosas, pero es que luego nos será muy difícl acreditar que los desperfectos no se provocaron -por ejemplo, al caerse las gafas de una mesita de noche. De nada sirve hacer fotos o contratar peritajes, la única forma efectiva para poder reclamar los objetos rotos en accidente de tráfico es que consten dichos desperfectos en el atestado policíal o bien en el parte amistoso de accidente suscrito por ambos conductores.

Una pequeña excepción a la rígida regla anterior tiene que ver con aquellos objetos que es de prever que se rompan en caso de accidente de tráfico, como puede ser un casco o una cazadora en un accidente de moto, siempre que por la dinámica del siniestro y por la naturaleza de los daños éstos sean compatibles con aquélla.

Otra cuestión a tener en cuenta a la hora de reclamar los objetos rotos en accidente de tráfico es la que tiene que ver con la cuantía de la indemnización. Para empezar, lo que se ha de presentar es la factura de lo que costó ese objeto, y no la que nos ha costado el objeto con el que venimos a sustituir al que tenía. Dicho de otra manera, si me rompo unas gafas que me costaron hace un año cien euros no puedo esperar que me paguen otras gafas que me he comprado después del accidente por doscientos. Esta es otra dificultad añadida, que muy pocos guardamos las facturas de nuestras pertenenecias. En todo caso la solución pasaría por acudir al establecimiento donde las adquirimos y pedir un duplicado de factura.

Por último, hemos de tener en cuenta que la compañía de seguros nos aplicará una depreciación respecto al valor de compra, tanto mayor cuanto más tiempo haya transcurrido entre la adquisición y el accidente de tráfico, por entender que el objeto tiene en la actualidad un valor menor del que tenía, por el uso que le hemos dado.

Ir arriba