Indemnización por lucro cesante

lucro cesante accidente de trafico tenerife

Este es un tema semidesconocido para el gran público y que en el algunos casos se ha de tomar en consideración cuando se sufre un accidente de tráfico. En FM Abogado Accidente Tenerife fuimos uno de los primeros despachos privados de Canarias en obtener una sentencia favorable en una reclamación por lesiones y daños materiales que incluía el lucro cesante.

Para explicar lo que es (y lo que no es) el lucro cesante hemos de irnos a lo ya explicado sobre la indemnización que se tiene derecho a percibir cuando se sufre un accidente de circulación cuya responsabilidad o autoría recae en un tercero. Tenemos en este caso derecho a cobrar una cantidad de dinero por nuestras lesiones (días de sanidad y secuelas), gastos (facturas de farmacia, desplazamiento, ropa y enseres que resultaran dañados en el accidente) y obviamente los daños del coche o moto de nuestra propiedad.

Pero, ¿qué sucede cuando el vehículo en el que viajamos a su vez constituye nuestra herramienta de trabajo?. Estoy pensando en taxistas, repartidores, vehículos de autoescuela, camioneros por cuenta propia. El tiempo en que el vehículo está paralizado nuestra empresa también lo está. Por lo tanto, dicha inactividad se ha de indemnizar por la compañía de seguros culpable de alguna manera, más allá de que además se indemnice por lesiones o se repare dicho vehículo.

Pero esto, que en la teoría puede resultar más o menos claro, en la práctica resulta confuso (y más si se repasa algunas sentencias que resultan contradictorias). En nuestra dilatada experiencia como abogados privados de accidentes de tráfico en Tenerife hemos visto que no se le concedía una indemnización por lucro cesante a un comerciante que tuvo que tener la tienda cerrada porque “debería haber sido precavido y tener concertado un seguro privado de accidentes que le cubriera los días de baja y la inactividad de su negocio”. Y luego otra sentencia sí reconocía el derecho de un autónomo a cobrar una cantidad extra más allá de los días de baja por las pérdidas sufridas durante ésta.

En cualquier caso, el punto básico de batalla con el abogado de la compañía de seguros cuando se trata de reclamación por lucro cesante es el que implica la acreditación de qué pérdida ha tenido el negocio o actividad, su cuantificación. No basta con decir: “he perdido dinero a consecuencia del accidente”, es necesario demostrar cuánto se ha perdido, para evitar entrar en lo que en derecho se conoce como enriquecimiento injusto.

Hay sectores de actividad que en este sentido llevan ventaja, como es el gremio de taxistas. Para acreditar el lucro cesante de un taxi basta con que su conductor pida a su cooperativa un certificado del rendimiento neto por jornada de un determinado taxi, y a partir de ahí meramente se trata de multiplicar dicha cantidad por los días de baja del conductor (si ha habido lesiones) o por el tiempo que el taxi tardó en ser reparado (aunque en algunos juzgados de Tenerife lo que se calcula es el tiempo en que el vehículo estuvo parado por causas no imputables al taller de reparación o al propio dueño (piezas que se han de pedir a península, tardanza en dejar el coche en taller, etc)

En cualquier caso, si ha sufrido un accidente de tráfico en Tenerife y su actividad profesional o negocio se ha visto perjudicado, consulte con un abogado privado de accidentes la posibilidad de reclamar además de la indemnización una cantidad por lucro cesante.

2 comentarios en “Indemnización por lucro cesante”

  1. Pingback: Objetos rotos en accidente de tráfico -abogados Tenerife

  2. Pingback: Daño emergente y lucro cesante -abogado accidentes

Los comentarios están cerrados.

Ir arriba