Accidente de circulación

accidente de circulación en tenerife

Accidente de circulación en Tenerife

Si ha sufrido un accidente de circulación en Tenerife, el cual ha sido culpa de un tercero y le ha provocado lesiones, tiene usted derecho a cobrar una indemnización. El importe de la misma dependerá de si sigue o no estos pasos:

  • Durante los minutos que siguen al accidente de circulación está solo/a, sin ningún abogado que le asesore. Y de hecho esos minutos inmediatamente posteriores al siniestro son esenciales para dejar clara la dinámica del mismo y por ende la culpabilidad. Por muy bueno que sea el despacho de abogados de tráfico que contrate, poco podrán hacer para reclamar la indemnización por el accidente de circulación que ha sufrido si no hizo parte amistoso, ni solicitó la intervención de una unidad de atestados de la policía local o la guardia civil, ni recabó datos y opiniones de testigos presenciales. Aunque parezca mentira, todavía nos llegan clientes al despacho de Abogado Accidente Tenerife que se han limitado a anotar el teléfono y matrícula del conductor contrario, fiando su indemnización a la buena fe del culpable de la colisión. Por ende, el consejo es claro: cumplimente el oportuno parte amistoso con el otro conductor y si éste se niega o es reticente a facilitar datos o a declarar su culpabilidad, llame a una dotación de atestados (recálqueles que ha habido lesiones, ya que en caso contrario es posible que no acudan). En lo que les esperan trate de no mover su vehículo y evitar que el otro conductor haga lo propio.
  • Fíese lo justo de las compañías de seguros: y olvídese de la diferencia entre “mi seguro y el seguro del contrario”. Hoy día todas las aseguradoras están en convenio -eso cuando no son la misma compañía con distinto nombre- así que tenga claro que ambas tienen intereses diferentes a los suyos, los cuales pasan por pagarle lo mínimo posible. Tenga claro en este sentido que “su” compañía de seguros es la que ha de pagar su rehabilitación y curación médica, mientras que la aseguradora “contraria” es la que ha de correr con la indemnización por las lesiones sufridas en el accidente de circulación. Quiere esto decir que su compañía tratará de que le den el alta lo antes posible (lo que no significa curarle lo antes posible), y dicha alta médica precipitada implicará que asimismo la indemnización que le pague la contraria sea menor, por haber implicado menos días de sanidad. El consejo es que se desmarque de ese círculo vicioso y solicite la ayuda de un abogado de accidentes de tráfico independiente (y para saber si un abogado es especialista en accidente de circulación y es independiente no tiene más que dejarse aconsejar por conocidos que se hayan visto en su misma tesitura)
  • Acuda a un procedimiento con garantías: soy consciente que los términos denuncia, juzgado, forense y abogado crean cierto repelús entre la ciudadanía de a pie. Pero piense que si acude a la vía judicial para reclamar su indemnización por un accidente de circulación cobrará más y pagará menos.
Ir arriba