Documentos para reclamar la indemnización

Documentos para reclamar la indemnización por accidente de tráfico

Para cobrar del seguro la cantidad de dinero a la que tengamos derecho por las lesiones sufridas en accidente de tráfico es necesario acreditar cada extremo que avale nuestras pretensiones. Estos son los documentos para reclamar la indemnización más habituales

documentos para reclamar la indemnización por accidente de tráfico en Tenerife

Como hemos dicho en otras ocasiones, si resultamos con lesiones en un accidente de circulación y la culpa de éste corresponde a otra persona, siempre tendremos derecho a cobrar nuestra indemnización. Pero una cosa es tener derecho a algo y otra poder hacer efectivo ese derecho. Así que para cobrar del seguro necesitaremos demostrar que tenemos derecho a ello, y ahí es donde los documentos para reclamar la indemnización cobran todo su sentido.

Dicho lo cual, sobreviene la pregunta: ¿y qué documentos para reclamar la indemnización por accidente de tráfico me hacen falta?. Yo los dividiría en dos grupos: los esenciales y los importantes.

Dentro de los documentos esenciales uno de los básicos es aquél donde quede acreditado la existencia del accidente y la dinámica del mismo (y por ende sobre quién recae la culpabilidad). Idealmente el documento más idóneo sería un parte amistoso, siempre que estuviera bien redactado y firmado por ambos conductores. En caso de desacuerdo sobre la culpa, viene a cumplir esta función el atestado levantado por la guardia civil o la policía local, por su presunción de veracidad. Cualesquiera otros documentos para reclamar la indemnización (una foto del otro coche hecha con el móvil, los datos del contrario en una servilleta, etc) que tengan que ver con la dinámica del accidente entrañan un peligro, ya que se basan en las manifestaciones de un solo conductor y pueden llevar a sentencias absolutorias por falta de pruebas.

Tienen categoría de esenciales también todos los documentos médicos que acrediten nuestras lesiones, con especial hincapié en el informe de urgencias y el de alta médica. El primero acredita qué síntomas presentábamos a poco de tener el accidente de tráfico (tendremos problemas para cobrar del seguro por lesiones que no se manifestaran desde el primer momento) y el segundo suele incluir tanto los días que ha durado la rehabilitación como las pruebas radiológicas que se le han efectuado al paciente, pasando por la evolución de la sintomatología y acabando con las posibles secuelas que hayan perdurado al accidentado una vez obtenida el alta médica. En este ámbito pordríamos catalogar de importante, aunque no esenciales, las radiografías, resonancias y pruebas complementarias que nos hayan practicado, así como los volantes de baja/alta laboral, a los efectos de acreditar los días impeditivos y no impeditivos si se encontraba trabajando cuando sufrió el accidente de tráfico.

Otros documentos para reclamar la indemnización por un accidente de tráfico que, sin ser esenciales, pueden tener su importancia, pueden ser nuestra póliza de seguros, para saber si tenemos derecho a abogado privado gratis, los datos de los posibles testigos, cualquier carta que nos envíe tanto nuestra propia aseguradora como la compañía de seguros culpable, cualquier escrito que nos llegue del juzgado, etc. Será función del abogado que lleve su caso discriminar entre los documentos esenciales, los importantes y los que no tengan relevancia a los efectos de reclamar al seguro contrario.

Ir arriba