Factor de corrección indemnización

Factor de corrección por días y/o secuelas

Cuando sufrimos lesiones por un accidente de tráfico, la indemnización se compone de diferentes conceptos, como el factor de corrección de días y secuelas.

factor de corrección de la indemnización en tenerife

Hemos hablado en en este blog en más de una ocasión sobre lo que son los días de sanidad, y en base a qué criterios y cantidades se indemnizan (días impeditivos, no impeditivos y hospitalarios). Hemos hecho lo propio con las secuelas, su gradación de puntos a través del baremo de tráfico y su división entre secuelas funcionales y daños estéticos. Pero la indemnización no estaría completa ni haríamos valer de manera correcta nuestros derechos si no tuviéramos en cuenta el factor de corrección por ambos conceptos.

En el baremo de tráfico, justo debajo de las tablas donde se fijan las cantidades de dinero por días de sanidad y secuelas, hay un apartado que nos indica que si se cumplen determinadas circunstancias podemos tener derecho a un factor de corrección -normalmente de un diez por ciento- que incrementa la indemnización por ese concepto.

Lo veremos mejor con un ejemplo: imaginemos que a raíz del un accidente de circulación el médico forense indica en su informe que tengo unas secuelas merecedoras de dos puntos. Pongamos que por edad eso implica que por este concepto tengo derecho a cobrar 1.500 euros. Pues lo que dice el baremo es que si al tiempo de tener el siniestro yo estaba en edad laboral, sin necesidad de acreditar ingresos, se me ha de abonar un factor de corrección del diez por ciento, esto es, que la indemnización final por secuelas será de 1650 euros. Esto es así porque se entiende que la secuelas de alguna manera nos harán más complicado nuestro día a día en el trabajo, y por eso tanto da si estábamos trabajando o en el paro.

Por dicho motivo hay que tener en cuenta que el factor de corrección sólo se contabiliza para las secuelas funcionales. Podríamos discutir si en algunos trabajos el aspecto físico es importante, pero el criterio de la mayoría de jueces es limitar este porcentaje de incremento sólo a los daños que nos limitan nuestra plenitud física.

Asimismo, cabe un factor de corrección por días, aunque aquí el baremo establece una diferencia respecto del anterior: para tener derecho a un incremento por los días se ha de acreditar tener un contrato laboral o una actividad económica remunerada al tiempo de tener un accidente. Esto es, no basta con estar en edad laboral, es preciso estar trabajando. La razón de esta diferencia es porque así como las secuelas nos afectan para toda la vida (inclusive trabajos futuros), los días de sanidad sólo interfieren en el trabajo presente. Por esta razón no es infrecuente que las aseguradoras aleguen que sólo se tiene derecho al factor de corrección respecto de los días de hospitalización e impeditivos, ya que los no impeditivos implican que el accidentado sigue en tratamiento pero trabajando. En cualquier caso, se ha extendido la costumbre entre las aseguradoras de no pagar el factor de corrección respecto de los días (sí lo hacen para las secuelas) en vía extrajudicial, así que si quiere que se lo abonen en este caso deberá acudir a juicio.

Ir arriba