Informe forense

Informe forense en accidente de tráfico.

El informe forense en accidente de tráfico nos permite saber a cuánto ascenderá la indemnización, ¿cómo se pide y de qué manera se calculan sus conceptos?

el informe forense en accidente de tráfico en tenerife

En otras ocasiones hemos dejado dicho que los abogados con un mínimo de profesionalidad que nos dedicamos al derecho de la circulación no tenemos por costumbre decirle a los clientes (incluidos los potenciales) qué indemnización van a cobrar. Entre otras cosas porque -aunque como fórmula de marketing siempre está muy bien prometer al prójimo lo que va a cobrar- no sabemos a cuánto ascenderá ésta. Es cuando el informe forense cae en nuestras manos que estamos en disposición de indicarle al cliente con una precisión del noventa y tantos por ciento lo que el seguro deberá pagar por sus lesiones en accidente de tráfico.

Más de una vez me han preguntado: ¿Y no sirve para calcular la indemnización mi informe de alta de rehabilitación?. En parte sí, pero hemos de tener en cuenta que el informe forense entra a analizar cuestiones que no se reflejan en el documento de alta médica, como qué porcentaje de días son impeditivos, la gravedad de las lesiones, la posiblidad de una incapacidad laboral o la vinculación o no entre una secuela y el propio accidente.

El informe forense suele componerse de las siguientes partes:

  • Datos de filiación del accidentado: nombre, dirección, edad (necesaria para calcular el valor de los puntos de secuelas)
  • Antecedentes médicos de interés del lesionado.
  • Resumen del tratamiento que se le ha efectuado.
  • Días de sanidad, con expresión de los que son hospitalarios, impeditivos y no impeditivos.
  • Secuelas.
  • Observaciones: pueden ir desde el reconocimiento de algún grado de incapacidad como alguna explicación respecto a -por ejemplo- por qué se considera que una patología determinada no guarda relación con el accidente de tráfico.

A la hora de efectuar el cálculo de la indemnización, en primer lugar nos vamos a los días, y con el baremo de tráfico en las manos nos limitamos a multiplicar por 71,84, 58,41 y 31,43 los días hospitalarios, impeditivos y no impeditivos (en el ejemplo estamos acplicando el baremo de 2014, se ha de utilizar aquél en que el lesionado obtuvo el alta médica).

Luego nos vamos a las secuelas. Depende el criterio del profesional que lo haya redactado, el informe forense tendrá las secuelas puntuadas o las dejará a criterio del juez. Si están puntuadas de nuevo nos vamos a un criterio meramente aritmético. Si no, deberemos prestar atención a los adjetivos que haya utilizado el forense. Por ejemplo, una cervicalgia está comprendida en un rango de puntos entre 1 y 5. Los criterios que se utilizan por los jueces para conceder los puntos de secuelas suelen ser: muy leve (1), leve (2), moderada (3), importante (4) y muy importante (5). Si el forense no indica si la secuela es más o menos grave, se entiende que es moderada y se aplica la puntuación media de la horquilla.

Por último, se han de adicionar los factores de corrección, las posibles incapacidades, el lucro cesante si existe, los gastos que nos aporten los clientes, etc.

Ir arriba