La culpa en un accidente de tráfico

culpa indemnizacion accidente trafico tenerife

A la hora de calcular una indemnización por accidente de tráfico en Abogado Accidente Tenerife nos hemos venido centrando en artículos precedentes en el daño causado: despecfectos en el coche o moto, días de baja, secuelas, gastos farmacéuticos y de transporte, etc. Todo ello conforma la reclamación que se le ha de enviar a la aseguradora.

Pero no hemos de olvidar que las indemnizaciones por accidente se basan en una cobertura de responsabilidad civil. Esto es, para que yo cobre una indemnización del seguro contrario es preciso que el conductor del vehículo asegurado tenga al menos una parte de la culpa en la producción del siniestro.

Y en función de la culpa que tenga el contrario variará tanto la forma en que yo reclamaré mi indemnización como la cantidad de dinero que acabaré cobrando. Me explico: si el conductor contrario realiza una maniobra temeraria al volante (circular con un exceso de velocidad muy importante o en contra dirección durante un buen trecho o hacerlo bajo los efectos de alcohol o drogas) seguramente el juzgado de instrucción de Tenerife que conozca del asunto abra un juicio rápido por delito. Si en cambio el causante del accidente, aún cometiendo una negligencia al volante, no incurre en una infracción tipificable como delito, lo más normal es que se abra un juicio de faltas, siempre y cuando su abogado de accidentes interponga la demanda dentro del plazo de seis meses.

Eso sí, si a lo largo de la instucción de dicho juicio de faltas o tras celebrarse el juicio, el juez determina que la culpa del denunciado no queda clara o no reúne la suficiente envergadura, archivará el procedimiento penal y remitirá al abogado del denunciante a interponer una demanda de juicio ejecutivo en vía civil. En dicho juicio ejecutivo pueden darse tres desenlaces:

  1. Que por sentencia la culpa exlusiva del accidente se le otorgue al denunciado (demandado en vía civil). En ese caso la compañía de seguros del mismo le abonará el cien por cien de la indemnización, más intereses y costas.
  2. Que le otorguen a la víctima la culpa exclusiva del siniestro: Si esto sucede, el perjudicado no cobrará indemnización alguna por sus lesiones.
  3. Que el juez reconozca una concurrencia de culpas: Quiere esto decir que aunque quede probado que el otro conductor tuvo una parte de responsabilidad en el accidente de tráfico, el juez también entiende que su actuación en dicho siniestro no fue del todo correcta. A partir de ahí, el siguiente paso es saber qué porcentaje de culpa tuvo cada uno (50-50, 40-60, etc). Una vez determinado el porcentade de culpa, la indemnización se rebajará restándole dicho porcentaje de culpa. Por ejemplo, si usted tuvo un 60 por ciento de culpa en la producción del accidente y debiera haber cobrado según informe forense 10.000 euros, le acabarán pagando 4.000 (10.000 menos el 60%)

Tenga por tanto presente que acreditar la culpa del contrario es tan importante como hacer lo propio con los daños sufridos, así que si ha tenido una accidente de tráfico en Tenerife hágase con todos los medios de prueba posibles (llame a la policía local o guardia civil, pida los datos a los testigos presenciales, etc)

Ir arriba