Días impeditivos y no impeditivos

Días impeditivos y no impeditivos, diferencias

A la hora de reclamar una indemnización por lesiones en accidente de tráfico seguramente nos tropezaremos con conceptos que no habíamos escuchado antes. Uno de ellos -y de vital importancia- es el que hace referencia a los días impeditivos y no impeditivos.

días impeditivos y no impeditivos en accidente de tráfico en tenerife

En los últimos años, muy probablemente a consecuencia del conocimiento global que impulta internet, nos encontramos en los despachos de abogados de accidentes nuevos clientes mucho más informados de los que acudían tiempo atrás. Son accidentados que tienen claros sus derechos y se han informado en diferentes webs especializadas sobre los conceptos básicos que componen la indemnización que nos encargan reclamar. Dentro de este contexto es fácil que surja la cuestión de los días impeditivos y no impeditivos.

Empieza a ser de dominio común que los días impeditivos y no impeditivos “se pagan” a precios diferentes (en el 2014 a algo más de 58 y de 31 los impeditivos y no impeditivos, respectivamente) y se tiene una idea general de la diferencia entre ambos, amparada en la propia semántica de los términos.

Pero en derecho nada es tan genérico como nos podría parecer, y de hecho aún años después de publicarse el baremo de tráfico que introdujo esta diferencia en los días impeditivos y no impeditivos los abogados privados y de compañías seguimos manteniendo diferencias en cuanto a su significado.

Quizás la interpretación más simplista sería la que consideraría días impeditivos aquéllos en que estamos de baja laboral, y no impeditivos los días en que seguimos acudiendo a rehabilitación pero ya reincorporados a nuestro trabajo habitual. De esta manera, saber cuántos días impeditivos ha estado un accidentado es tan sencillo como ver sus volantes de baja y alta. Esta interpretación- empero- no sirve cuando se aplica a un estudiante, o un jubilado, o un ama de casa, o tal vez un parado (salvo que le pidamos al parado que pida la baja médica hasta nuevo aviso, lo cual vaticinaría indemnizaciones millonarias)

Puede darse por lo tanto el caso -y de hecho se da con frecuencia- de que a un lesionado le reconozcan menos días impeditivos de los que estuvo de baja, o que no teniendo baja laboral se le reflejen en el informe forense días impeditivos. Y es que a nadie se le escapa que en función del trabajo -o de la ausencia de él- el lesionado puede tener más posibilidades de “alargar la baja” o por el contrario temer que caso de dilatar más allá de unos días su absentismo laboral le puede implicar la no renovación de contrato.

Hemos de recordar, en todo caso, que a los efectos de distinguir entre días impeditivos y no impeditivos el baremo de tráfico introduce como criterio la imposibilidad de efectuar el lesionado sus ocupaciones habituales. Por lo que si el accidentado no trabaja tendremos que analizar qué actividades serán las que podemos tildar de habituales en su caso (y si las lesiones le permiten o no desempeñarlas) y en caso de que sí trabaje deberá prevalecer el criterio del médico forense a la hora de determinar cuántos días no pudo acometer las tareas básicas de su trabajo.

 

2 comentarios en “Días impeditivos y no impeditivos”

  1. Pingback: Consejos para cobrar más por un accidente de tráfico

  2. Pingback: Documentación para indemnización por accidente

Los comentarios están cerrados.

Ir arriba