Latigazo cervical en accidente de tráfico

latigazo cervical accidente de trafico en tenerife

Latigazo cervical en accidente de tráfico: Causas y síntomas

El latigazo cervical es sin duda el tipo de lesión más común en un accidente de tráfico. En Abogado Accidente Tenerife calculamos que cuatro de cada cinco siniestros implican una patología que abarca a las cervicales (esguince cervical, protusiones, hernias, cervicalgias…)

Normalmente el latigazo cervical se produce cuando recibimos el impacto de otro vehículo por detrás, y nuestro cuerpo -como su nombre indica- hace un movimiento de látigo, desplazándose el cuerpo hacia delante mientras la cabeza queda más retrasada, y luego adelantando su posición bruscamente la cabeza mientras el resto del cuerpo va volviendo a su posición original. Este movimiento tan abrupto provoca un esguince en los nervios que circundan nuestro cuello, y que a su vez están interconectados con nuestras extremidades superiores e inferiores (de ahí que uno de los síntomas de las lesiones cervicales es la sensación de hormigueo en los dedos de los brazos y los pies, o tenemos esa impresión de que a veces nos fallan las piernas, o nos duele la espalda o las lumbares)

El latigazo cervical, además de originar una lesión nueva en sí, puede agravar otras que ya tuviéramos (aunque no se hubieran manifestado todavía) tales como artrosis, hernias y protusiones. Uno de los puntos de discusión de los abogados de accidentes privados y los tramitadores de las aseguradoras es si una determinada protusión o hernia se ha producido a consecuencia del accidente de tráfico o éste meramente ha agravado una ya existente.

Qué indemnización puedo cobrar por un latigazo cervical

Como decíamos, el esguince cervical puede a veces provocar -o agravar- una patología más compleja, como hernias o protusiones. En estos casos se deberá suspender la rehabilitación hasta no tratar correctamente dichas hernias, sea mediante operación quirúrgica o por tratamiento conservador. Obviamente si se produce esta circunstancia el tiempo de curación será mayor que si se trata de un esguince cervical sin complicaciones, y también serán las secuelas que resten.

Dicho esto, se calcula que el tiempo medio de curación de una lesión cervical puede oscilar entre uno y cuatro meses, siendo al menos las tres primeras semanas de días impeditivos. Recuerden que por día de baja impeditivo pueden cobrar 58,24 euros (en 2013) y por los días no impeditivos 31,34.

Las secuelas que cabe esperar tras un latigazo cervical en accidente de tráfico van desde ninguna (casi la mitad de los casos curan totalmente, siempre que a la compañía de seguros no le dé por adelantar o suspender la rehabilitación) a una cervicalgia leve (molestias en el cuello), un síndrome del esguince cervical (además de dolor en el cuello pueden concurrir mareos y dolores de cabeza) o un esguince cervical con irradiación braquial (además de lo expuesto hay hormigueos y pérdida de fuerza en manos o pies). En el sistema de puntos que establece el baremo de tráfico para las secuelas iríamos de un punto hasta ocho, lo que nos daría una horquilla indemnizatoria para una persona de mediana edad de entre 700 y 6.000 euros en concepto de indemnización por secuelas a adicionar a la correspondiente por días de sanidad.

 En cualquier caso, consulte con un abogado especializado en tráfico para que calcule y reclame su indemnización. Si reside en Tenerife, en Abogado Accidente Tenerife quedamos a su disposición.

Ir arriba